FacebookTwitter
 


Foto: Pery Jiménez, Martin Mirabel

A

Hijo de haitiano
Independence POP, Museo Fortaleza San Felipe, Puerto Plata, República Dominicana.

A

Durante muchos años la inmigración haitiana en República Dominicana estuvo ligada a la industria azucarera. En 1952 los gobiernos de República Dominicana y Haití firmaron un acuerdo para regularizar la inmigración masiva y temporal de jornaleros haitianos que trabajaban en la cosecha de la caña de azúcar. Después de años de trabajo, muchos jornaleros se establecieron en los bateyes junto a sus familias y no regresaron a Haití.

A

El 10 de Diciembre del 2007 la Junta Central Electoral de la República Dominicana dio a conocer la Resolución No.12, un procedimiento que “suspende provisionalmente la expedición de Actas del Estado Civil que contengan irregularidades.” A partir de ese momento, miles de dominicanos de ascendencia haitiana se convirtieron en ciudadanos de ninguna parte. De forma tangible, esta resolución les niega el acceso a la educación, documentos de identificación y pasaporte, adquisición de propiedades, cuentas bancarias, así como el matrimonio legal y la inscripción de menores.

A

En el exterior de la Fortaleza San Felipe hay un dominicano montado a caballo, amarrada a su montura una cuerda que se extiende hacia el interior del museo y termina atada a mi cintura. Después de varios minutos soy abruptamente sacado de la edificación.