FacebookTwitter
 


Foto: Denise Guerra

A

Dejarse llevar
La Habana, Cuba.

A

Sigo el rumbo de un caballo puesto en libertad mientras voy atado de manos y pies a su lomo.